La Ligua

La Ligua, ciudad capital de la Provincia de Petorca, es una comuna de carácter comercial, ubicada en la zona central de la provincia, en la región de Valparaíso. Se encuentra a 110 kilómetros de Valparaíso, capital regional. Sus principales accesos son a través de la Ruta 5 Norte, en el kilómetro 155 (Ruta E-39), y en el kilómetro 148 (Ruta E-35).

De acuerdo al escudo fundador, el nombre de la ciudad proviene del vocablo mapuche liwen, que significa “resplandor” o “amanecer”.

Por decisión de la Junta de Poblaciones, el Teniente Coronel Domingo Ortiz de Rozas, gobernador del Reino de Chile, ordenó el 21 de junio de 1754, la fundación de Villa de Santo Domingo de Rozas de La Ligua.

De acuerdo al Censo Abreviado de 2017, La Ligua tiene 35.390 habitantes y 17.309 viviendas. El 73,5% de la población reside en el área urbana.

Actividades económicas

La comuna de La Ligua, goza de una conocida tradición comercial en torno a la fabricación y comercialización de tejidos. De acuerdo a escritos que datan de 1964, el vínculo textil con la zona se remonta a la época previa a la llegada de Pedro de Valdivia al Mapocho (1540), con la cultura Inca. En 1961 – establecida la República en Chile- La Ligua mantenía una reconocida fama como centro textil, pero no de chalecos, sino de mantas, frazadas, alfombras y pellones. Sin embargo, la poca valorización comercial, había mermado su comercialización.

Si bien la fabricación y comercialización textil era una actividad económica tan importante como la minería en la zona, el tejido parecía ser una cosa artesanal e incluso pintoresca.

De acuerdo a historiadores, en los años ’50 la actividad textil comenzó a crecer.

“En La Ligua se disponía de mayor dinero circulante, lo que se reflejó en un estado de bienestar pleno y se tradujo en la percepción de una bonanza económica. Se diversificó la actividad textil a nivel local, había más trabajo y más diseños se podían elegir. Dada la gran cantidad que se vendía afuera, el fenómeno permitió a los habitantes de La Ligua tener una alta movilidad social” (Historia de La Ligua, Quezada, Aguilera, Prado, Aguayo. 2007).

Ya en los años ’60, con la implementación de la reforma agraria, los campesinos de la zona se transformaron en consumidores. En esos años aparecieron las primeras máquinas rectilíneas, íconos de la nueva era tecnológica. Según cifras municipales, llegaron a funcionar hasta 500 máquinas en los distintos talleres de Valle Hermoso y La Ligua.

Con la masificación y los altos ingresos, los tejedores de Valle Hermoso entendieron que continuar en un lugar de difícil acceso limitaría la comercialización de sus productos y decidieron emigrar en masa a La Ligua, donde ya habían grandes productores textiles.

Los primeros telares automáticos llegaron de la mano de don Patricio Walls en la Fábrica de Tejidos Pulmahue, que tenían peines y lanzaderas. La industria comenzó a consolidarse a través de las familias de tejedores. Los apellidos Redusnante, Cortez, Pérez, Cardoza, Olivares y tantos otros comenzaron a alcanzar un prestigio entre el exigente mercado de aquel entonces.

“Entre 1982 y 1995 La Ligua marcaba un peak de ventas de tejidos nunca antes visto, situación que podía apreciarse directamente en la cantidad de visitantes que llegaban a la Ciudad: 40 buses todos los días repletos de comerciantes y turistas que llegaban a comprar los valorados tejidos. Los Baltra ya no estaban solos y otras industrias se mantenían erguidas en similares condiciones y sin mayores problemas. En algún momento la Comuna de La Ligua, que tenía 300 empresas, llegó a contabilizar 1700 empresarios textiles”. (Historia de La Ligua, Quezada, Aguilera, Prado, Aguayo. 2007).

En 1996, La Ligua llegó a los Records Guinness, con el chaleco más grande del mundo. Medía 10 metros de alto, 7,5 metros de ancho y pesaba 90 kilos.

Los Dulces de La Ligua

La Ligua goza de una conocida costumbre gastronómica. Se cree que el origen de los dulces proviene de tradiciones coloniales de repostería, con las monjas agustinas de España, quienes, tras asentarse en la zona, fabricaban para su propio consumo y para la obtención de recursos necesarios para la orden. Ellas, que provenían de diferentes zonas de España, conocían recetas de productos de repostería.

Otra teoría en torno a su origen, se remonta a los inicios del siglo XX.

A fines del siglo XIX, los yacimientos mineros de Chañarcillo y Tres Puntas, en la región de Atacama, comenzaron a declinar, generando una migración poblacional desde Copiapó a La Ligua. La familia Brito se empezó a destacar por una habilidad hasta entonces poco conocida: los dulces. Luzmira y doña Lolo, las hermanas Brito, fueron claves en la fabricación y comercialización de dulces. “Tenían un maestro pastelero que al parecer era dueño de una fórmula especial para fabricar dulces. Era tan bueno que no había que explicarle nada. Estudiaba todo el asunto y lo hacía bien. “El secreto del dulce está en la elaboración y no solo en los ingredientes”, solía decir y era capaz de obtener un sabor tan tenue y delicioso, que enriquecido por el aspecto agradable que conservan aún los dulces más renombrados”, señala la reseña histórica de la Municipalidad de La Ligua.

De acuerdo al testimonio de tradicionales familias liguanas, las Hermanas Brito lograron tal éxito en los años 30, que lograron exportar dulces a importantes ciudades como Valparaíso y Santiago. El principal punto de venta era la estación de ferrocarriles, donde mujeres, en delantales blancos, ofrecían los sabrosos productos. En 1975, tras el auge de la Ruta Panamericana, cerró la red del Ferrocarril Longitudinal Norte. El hecho significó un duro revés en la comercialización de dulces.

Muchas familias desistieron, mientras otros adaptaron sus productos, mejorando su calidad y haciéndolos más exclusivos. Con el transcurso de los años, los dulces de La Ligua recuperaron espacio y lograron reconocimiento nacional. Muchos vieron en la Ruta Panamericana una oportunidad para su comercialización, haciéndose tradición en los ‘90, los vendedores de delantal blanco.

En las últimas dos décadas, las autoridades sanitarias intentaron establecer normativas para la comercialización, mediante la obligatoriedad de envasar en plástico y la inclusión de etiquetados que informara ingredientes y fecha de fabricación. Pero los dulceros se resistieron, argumentando que perdía el sentido tradicional del producto. Los dulceros sumaron apoyo en autoridades locales y lograron postergar la medida. Los cambios no sólo se buscaban en el envasado del producto. La autoridad sanitaria logró que los tradicionales dulceros dejaran de lado el canasto de mimbre, por canastos de acrílico.

En la actualidad existen por lo menos 20 fábricas autorizadas para la producción de dulces. Las más importantes son La Liguana, Dulces Elba y Dulces Patricia.

Municipalidad, Gobierno, representantes e instituciones

La Municipalidad de La Ligua es administrada en la actualidad por el alcalde Rodrigo Sánchez Villalobos (PCCh). Los concejales de la comuna son: Ana Ardiles Saavedra (PC), Erwin Olmos Palacios (RN), Francisco Maureira Ojeda (PRSD), Hugo Diaz Tapia (PC), Oscar Belmar Sanchez (PC) y Patricio Pallares Valenzuela (independiente, PRI).

Poder Ejecutivo:

Petorca, La Ligua, Cabildo, Papudo y Zapallar forman la Provincia de Petorca. La Gobernadora de Petorca es María Paz Santelices Cañas (UDI). Las provincias de Valparaíso, Petorca, San Felipe de Aconcagua, Los Andes, Quillota, San Antonio, Marga Marga e Isla de Pascua forman la Región de Valparaíso. El Intendente de Valparaíso es Jorge Martínez Durán (RN).

Consejo Regional:

La Provincia de Petorca elige a 2 de los 28 integrantes en el Consejo Regional. Los Consejeros Regionales de Petorca son: Miguel Pérez Ibacache (independiente) y Christian Macaya Abarca (RN).

Representación parlamentaria:

La Región de Valparaíso se representa:

Circunscripción Senatorial 6: En el Senado, por los senadores Isabel Allende Bussi (PS), Francisco Chahuán Chahuán (RN), Ricardo Lagos Weber (PPD), Juan Ignacio Latorre Riveros (Revolución Democrática) y Kenneth Pugh Olavarría (RN).

Distrito 6: En la Cámara de Diputados, por los diputados Camila Flores (RN), Diego Ibáñez (PH), Pablo Kast (independiente), Andrés Longton (RN), Carolina Marzán (PPD), Luis Pardo (RN), Marcelo Schilling (PS) y Daniel Verdessi (PPD).

Diferentes instituciones de carácter público contribuyen al progreso y desarrollo económico y social de la comuna. Gobernación de Petorca, Registro Civil e Identificación, Tesorería General de la República, Servicio de Impuestos Internos, Chile Atiende, Fiscalía Local de La Ligua, Juzgado de Garantía, Juzgado de Letras, Juzgado de Familia, Brigada de Investigación Criminal de La Ligua (PDI), 1° Comisaría La Ligua (Prefectura de Aconcagua), Centro de Detención Preventiva La Ligua, Cuerpo de Bomberos de La Ligua, Hospital San Agustín de La Ligua, y Centro de Salud Familiar Raúl Sánchez Bañados, entre otros.

Establecimientos educacionales

El crecimiento poblacional de la comuna de La Ligua ha dado vida a distintas instituciones educativas, de carácter municipal y particular subvencionado.

Municipal urbano: Colegio Luis Cruz Martínez, Escuela Gabriela Mistral, Escuela Comunidades de Valle Hermoso, Escuela República de Venezuela y Liceo Pulmahue.

Particular subvencionado urbano: Colegio Adonay Pukalan, Colegio Domingo Ortiz De Rozas, Colegio Maese Da Vinci, Colegio Particular Santa María, y Colegio San Carlos.

Municipal rural: Escuela Carmen Sánchez Araya (Longotoma), Escuela Básica Casas Viejas (Longotoma), Escuela Básica Los Hornos de Huaquen, Escuela Ángel Menay (Quebrada El Pobre, Valle Hermoso), Escuela Básica Anexo Pichilemu, Escuela Básica Carlos Ariztía Ruiz (El Trapiche), Escuela Básica Hortencia Powell S. (Santa Marta, Longotoma), Escuela Básica Los Molles, Escuela Básica Pichicuy, Escuela Básica Poza Verde (Longotoma), Escuela Básica Puyancón (Valle de Longotoma), Escuela Básica Quebradilla, Escuela Enrique Doll Rojas (La Higuera), Escuela La Canela, Escuela Ministro Gómez Millas (Valle Hermoso) y Escuela Diego Portales (Placilla).

Particulares subvencionados rurales: Colegio San Francisco (Valle Hermoso) y Liceo Agrícola de Longotoma.

Jardines infantiles

Junji: Pulmahue (La Ligua), Santa Teresa (La Ligua), Humberto Basulto (La Ligua), Los Ositos (La Ligua), El Carmen Cuncunita (El Carmen), Pequelandia (Longotoma), Los Pecesitos (Pichicuy), Estrellita De Mar (Los Molles), Gotitas De Amor (Casas Viejas) Clavelito (Longotoma), Manitos de Ángel (Puyancón) y Sonrisitas (Longotoma). Junji cuenta con un jardín particular: Semillita (La Ligua, del Hospital).

Fundación Integra: Tejedores de ilusiones (La Ligua), Ovillito de lana (Valle Hermoso), Abejitas Creadoras de Gotland (Placilla) y Capullito (Santa Marta).

Medios masivos de comunicación

Radios: Beat (90.9 FM, de Los Andes), Antonia (92.3 FM, de La Ligua), Ser FM (92.9 FM, de San Felipe), Armonía (radio cristiana, 93.5 FM, de Santiago), FM Okey (93.9 FM, de Quillota), Dulce (95.3 FM de La Ligua), Buena Onda (98.7 FM, de La Ligua), Carnaval (100.7 FM de La Ligua), y Crystal (105.3 FM, de La Ligua). En La Ligua transmiten dos radios comunitarias, de la organización Niños para Cristo (107.1 FM) y de la Parroquia Santo Domingo de Guzmán (107.5 FM), ambas de corte cristiano. Desde Los Molles, Transmite Radio Cooperativa (90.5 FM de Santiago).

Canales de televisión: Emiten señal, desde Santiago, TV+ (canal 3 en señal abierta), RED TV (canal 7 en señal abierta), TVN (canal 10 en señal abierta), y Canal 13 (canal 13 en señal abierta).

Sitios web de noticias locales: www.laliguachile.cl.