Chile se decanta por las compras delivery en los últimos tiempos

Con la llegada de las apps para pedir a domicilio, infinidad de usuarios recurren a muchos establecimientos para realizar comprar a través de la tecnología.

En los últimos años, Chile se ha conformado como uno de los países más asiduos al delivery. Desde el año 2016 en el que comenzó la expansión de esta tendencia de compra hasta el 2018, que fue fecha clave para su estabilización, un gran número de cambios han acontecido en las diversas industrias que erigen nuestro país.

Sin embargo, al tiempo que el delivery prometía continuar su crecimiento, la crisis fue fraguándose paralelamente, hasta el punto de que el Departamento de Estudios de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (CNC) no dudó en señalar una pérdida de liquidez dada una caída de alrededor del 11% en el primer trimestre del 2020.

Lo que parecía un duro golpe para las cadenas de reparto, no tardó mucho en revertirse ante la inesperada llegada del coronavirus COVID-19. La alarma social y las indicaciones de las autoridades llevaron a que las personas recurriesen a la confiabilidad de las apps de reparto para evitar los grandes tumultos que pueden ocasionarse en cualquier cadena Supermercados tradicional.

Aunque ciertamente el delivery ya gozaba de buena aceptación previa a este evento mundial, lo cierto es que ha logrado consolidarse aún más e incluso ha atraído nuevos compradores que con anterioridad rechazaban este tipo de compras.

En consecuencia, lo esperable es que incluso cuando la nueva normalidad esté plenamente instaurada, este tipo de compras se mantengan estables e incluso aumenten moderadamente con ayuda del impulso de la recuperación financiera nacional.

Teniendo en cuenta la versatilidad de las compras electrónicas, no sería extraño que lejos de decantarse por estas exclusivamente, se produjese una compensación, tal y como ocurría con el caso de los restaurantes, de tal forma que por ejemplo las compras semanales se encarguen a domicilio, mientras que para compras de menor volumen se recurra a establecimientos físicos.

De un modo u otro, el desarrollo tecnológico muestra ser un fuerte aliado en las distintas esferas del día a día, así como un garante de avance hacia el futuro.

Te puede interesar …