Contraloría rechaza Plan Regulador Intercomunal presentado por el Gobierno Regional de Valparaíso

Instrumento de planificación tiene como objetivo regular los territorios de Puchuncaví, Zapallar, Papudo y La Ligua.

Un nuevo traspié en el proceso de promulgación sufrió el Plan Regulador Intercomunal de Valparaíso Satélite Borde Costero Norte (PRIVSBCN) presentado por el Gobierno Regional de Valparaíso (GORE), pues la Contraloría Regional realizó una serie de observaciones que impidieron la tan esperada entrada en vigencia del instrumento de planificación que regula los territorios de Puchuncaví, Zapallar, Papudo y La Ligua.

Diferencias entre la señalización de límites urbanos con los cuadros de simbologías, áreas de riesgo señaladas en planos que no aparecen individualizados en la Memoria Explicativa el Estudio de Riesgo, falta de una Zona de Protección Costera en las Zonas de Extensión Urbana 16 y 17 que impida la construcción de edificaciones, como señala la Ordenanza General de Urbanismo y Construcción y la falta de la firma del profesional especialista que realiza el Estudio de Riesgo son algunas de las incongruencias que no fueron completamente subsanadas en una primera instancia, en 2018.

Seguido, el órgano contralor detectó 10 nuevas anomalías durante la segunda revisión.

Así, entre otros aspectos, la Contraloría detectó que, en lo relacionado a la Comuna de La Ligua, el instrumento no incorpora en las “Áreas de Protección de Recursos de Valor Natural” a los Santuarios de la Naturaleza Cerro Santa Inés (La Ligua y Los Vilos – 2020) y el Humedal Salinas de Pullally – Dunas de Longotoma (Papudo y La Ligua – 2021), territorios que fueron declarados en esta calidad de protección antes del reingreso del Plan a revisión.  

A su vez, detectó la falta de identificación con simbología “AR1” a la “Red de quebradas al norte de la localidad de Los Molles, La Ligua”, identificada como área de riesgo inundable o potencialmente inundable. Al tiempo que, tampoco se nombran los cauces “Estero Ossandon”, “Estero Lilén”, “Estero Las Gualtatas”, “Estero Puchuncaví” y “Estero El Cardal”, y se advierte un error en la denominación de los esteros “Los Molles” y “Los Coiles”. 

En el Plan, el GORE no justifica la ampliación hacia el norte de la Zona de Extensión Urbana ZEU-18, ubicada al sur de la ruta E-35, en el sector de Quebradilla. Así como también, se detectan discordancias en el impacto que puedan generar las actividades productivas y la infraestructura de tipo inofensiva. Lo mismo ocurre con las áreas de equipamiento e infraestructura, que, con un articulado transitorio, posibilita la instalación de infraestructura energética como centrales de generación o distribución de energía, de gas y de telecomunicaciones.

En este contexto, el Plan Regulador Intercomunal de Valparaíso Satélite Borde Costero Norte deberá volver al Gobierno Regional para que la Secretaría Regional Ministerial de Vivienda y] Urbanismo resuelva las observaciones planteadas por la Contraloría. Sobre esto, cabe consignar que ésta es la segunda vez que el órgano de control revisa el instrumento y levanta anotaciones que imposibilitan su entrada en vigor.

Ante este escenario, el alcalde de La Ligua Rodrigo Sánchez manifestó su pesar por el retroceso del proceso de promulgación del instrumento que busca regular y, en el caso particular de la Comuna, proteger el territorio local, especialmente el borde costero, ante la depredación inmobiliaria.

Por lo mismo, este lunes 24 de mayo, la primera autoridad comunal remitió un oficio a la Secretaría Regional Ministerial de Vivienda y Urbanismo, Evelyn Mancilla, solicitando celeridad en la respuesta a las observaciones emitidas por la Contraloría Regional pues se hace insostenible que el territorio siga bajo una normativa obsoleta, sin reglas urbanas adecuadas al territorio y su realidad ambiental, territorial y de desarrollo urbano.