CONAF elabora novedoso proyecto de arborización y restauración en el Parque Urbano Natural La Ligua

La iniciativa consiste en la creación de un seto natural y un arboretum, a través de la plantación estratégica de 400 árboles y arbustos nativos, para potenciar el turismo, la educación ambiental, el deporte y la recreación en la zona.

A través de un novedoso proyecto de arborización y restauración ecológica, la Corporación Nacional Forestal (CONAF) busca potenciar el turismo, la educación ambiental, el deporte y la recreación en el Parque Urbano Natural La Ligua.

La iniciativa consta de dos ejes principales: primero, el establecimiento de un seto natural con 200 árboles nativos, de la especie quillay, ubicados en ambos costados de una escalera de cemento de 50 metros de largo por tres de ancho, que actuará como “barrera verde” y regulador microclimático, ofreciendo a los usuarios protección contra los vientos en invierno y sombra en verano.

El segundo punto consiste en la conformación de un inédito arboretum que, en primera instancia, contendrá muestras de 200 arboles y arbustos nativos,como quillay, pimiento, guayacán, peumo, molle, espino, maitén, alcaparra, naranjillo, belloto del norte, tara y lúcumo silvestre.

Otra arista relevante de esta intervención es que permitirá mejorar la cobertura vegetal y con ello la estabilidad de los suelos en el parque urbano natural, disminuyendo el riesgo de erosión y, por ende, el posible desplazamiento de sedimentos hacia la ciudad en caso de registrarse precipitaciones intensas.

Al respecto, el director regional de CONAF, Sandro Bruzzone, manifestó que “este proyecto de arborización emblemático constituirá un beneficio ambiental directo para la comuna de La Ligua y la provincia de Petorca, una zona que se ha visto severamente afectada por la prolongada sequía, y que necesita recuperar y aumentar su vegetación nativa de manera perdurable en el tiempo”.

En ese contexto, detalló que “la idea es que el seto natural se convierta en un espacio atractivo para el deporte de bajo impacto y otras actividades recreativas al aire libre, donde las personas puedan apreciar la belleza de los quillayes distribuidos en hileras, y toda la avifauna asociada al sector. Por otro lado, el arboretum conservará importantes especies arbóreas nativas de la zona mediterránea, del bosque esclerófilo, para la educación ambiental de niños y niñas, investigaciones científicas y proveer semillas”.

Finalmente, Bruzzone precisó que “las primeras plantaciones se llevarían a cabo, originalmente, con la comunidad aledaña y otros actores estratégicos vinculados al parque urbano natural, como establecimientos educacionales y el museo de La Ligua. Sin embargo, producto de la pandemia deberemos reformular este proceso, a menos que cambie la instrucción de la autoridad sanitaria”.

Biodiversidad

El Parque Urbano Natural La Ligua, que actualmente se encuentra cerrado, como medida preventiva frente al COVID-19, posee una superficie de 120 hectáreas,con miradores, puentes colgantes, pérgolas y un centro de información ambiental. En cuanto a la flora, este entorno silvestre alberga a más de 30 mil árboles y arbustos. Además, ostenta una rica avifauna, donde resaltan mamíferos como el cururo, el quique y el zorro chilla; reptiles como la iguana chilena y el lagarto nítido; y 60 variedades de aves, entre ellas la perdiz chilena, el aguilucho y el picaflor gigante.

Te puede interesar …